Impuestos de Andorra vs Francia

2019-09-24

impuestos andorra francia

La economía francesa se ubica entre las cinco economías más grandes del mundo, teniendo un Producto Interno Bruto (PIB) de más de 2 billones de dólares en el 2017 en términos absolutos. A nivel continental, Francia se posiciona como la segunda mayor economía de Europa, solo por detrás de Alemania.

La industria química es clave para Francia, ya que esta contribuye al crecimiento económico del país.

El sector turístico, al igual que el andorrano, es un componente importante para el desarrollo económico debido a que Francia es un destino turístico por excelencia.

Francia posee unas de las tasas impositivas más altas de la Unión Europea, a diferencia del Principado andorrano que se ubican entre unas de las más bajas y con mayores beneficios en el ámbito de la seguridad social. Hay que resaltar que las políticas fiscales en Francia son diferentes a las de Andorra. En general, los contribuyentes en Francia deben pagar cotizaciones a la seguridad social que se deducen en la fuente, Impuesto sobre el valor añadido, Impuesto sobre la vivienda (pagado tanto por el propietario como por el residente), Impuesto sobre la propiedad (pagado por los dueños de la tierra) e Impuesto sobre el capital.

Por otro lado, Andorra ofrece políticas fiscales más sencillas e impuestos muchos más bajos que los de Francia, destacando también su sistema educativo, económico y social.

Si nos vamos al impuesto de las ventas de bienes y servicios en Francia, mayor mente conocido como el Impuesto de Valor Añadido (IVA), o como se conoce en Francia  TVA (por sus siglas taxe sur la valeur ajoutée) es del 20%. En el Principado andorrano  el IVA general es de 4,5%; y para la educación, alquileres, alimentos, sanidad y cultural se reduce al 3,5%.

Ahora, en el pago de impuestos sobre sociedades en Andorra, el tributo no excede del 10%, siendo uno de los más bajos del continente y el mundo. En su contra parte, el sistema tributario de Francia exige el tributo sobre sociedades del 33% el tipo normal.

El sistema de Impuesto sobre la renta o IRPP francés es tipo progresivo que no sobrepasa el 45% a diferencia de Andorra que no excede el 10%. Hay que destacar que los habitantes del Principado Andorrano que ganen menos de € 24.000 anuales no pagarán impuesto sobre la renta de las personas físicas, en cambio en Francia las personas no pagan impuesto sobre la renta si su sueldo no excede de los € 9.710 por año.

Todos los residentes y no residentes son impuestos a pagar sobre sus ingresos originados en Francia; esto también incluye a las ganancias generadas de un negocio en Francia. En cambio, los ingresos ganados internacionales no pagan impuestos.

El sistema tributario francés  está compuesta  por un conjunto de impuestos, contribuciones a la seguridad social, tasas y derechos exigidos por la Tesorería Publica francesa. Además, el sistema no deja a ningún residente exento de pagar tributo.

Francia como potencia mundial es un país bastante estricto con las contribuciones de sus habitantes, además que tienen políticas que son poco usuales en cualquier otro país Europeo. Andorra es un país donde sus políticas fiscales se adaptan a las necesidades de los residentes y a cualquier estilo de vida haciéndolo un destino por excelencia para aquellos jóvenes que deseen emprender en el Principado.