Impuestos en Andorra

Ventajas Exenciones

Ventajas de los impuestos de Andorra

Andorra ofrece unos impuestos mucho más bajos que sus países vecinos España y Francia, y unos de los más bajos del mundo.

  • Impuesto sobre Productos y Servicios:

En diferencia con Francia y España en el que el IVA es de un 20% o 21%, en Andorra es sólo de un 4,5% el IVA general (allí llamado IGI), y en sanidad, educación alquileres, alimentos y cultura se reduce al 3,5%, siendo así unos de los países con el porcentaje más bajo de toda Europa.

  • Impuesto de Sociedades:

En relación al impuesto de sociedades, su máximo es de un 10%, ya que la legislación prevé, según el tipo de empresa, de una reducción llegando a ser de sólo un 2%. Por eso es un país ideal para las pymes y las multinacionales, siendo así uno de los más bajos de toda Europa.

Ventajas de los impuestos en Andorra
  • Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas:

El IRPF en Andorra no se aplica a los salarios inferiores a 24.000€ anuales. A partir de esta cantidad va en concordancia a la renta, no siendo nunca superior a un 10%, y que se aplica a los salarios a partir de 40.000€. En España, en cambio, llega a ser de hasta un 53%.

Exenciones de impuestos en Andorra

La tributación en Andorra también ofrece una serie de beneficios en forma de exenciones tanto a los empresarios como a las empresas:

  • Los 3.000€ primeros por rendimiento de capital mobiliario.
  • Total de los dividendos emitidos por la sociedad Andorrana, y percibidos por un residente también andorrano.
  • El 100% de los primeros 24.000€ están exentos del IRPF, y el 50% de los siguientes 16.000€

Esto convierte al Principado en una opción muy atractiva para crear o trasladar allí todo tipo de negocios, ya sea en forma de empresa o como freelancer, incluyendo holdings, empresas de e-commerce, o una inversión inmobiliaria.

CONTÁCTENOS

Por favor, complete el siguiente formulario y le contactaremos con la mayor brevedad.

Preguntas Frecuentes

En Andorra llamado IGI esta en el 4,5% el general. Aquel que afecta a cultura, sanidad, alquileres, educación y alimentos se reduce al 3,5%.
Su máximo aplicado es del 10%, pero según el tipo de actividad económica se dedique la empresa puede reducirse hasta el 2%.
Este impuesto no se aplica aquellos que tienen una renta inferior a los 24.000€ anuales. A partir de ese monto se aplica un porcentaje dependiendo de la renta, nunca llegando a ser más del 10%.
  • Los 3.000 primeros euros obtenidos del rendimiento del capital inmobiliario.
  • Los dividendos percibidos por un residente andorrano de una sociedad también andorrana.
Calificación de 5 sobre 3 votos

16-10-2019